BLOG CERRADO

El último que apague las galaxias…

Colección cartas de amor. J.W. Goethe

De J. W. Goethe a Carlota Buff
10 de septiembre de 1772

Espero volver, pero Dios sabe cuándo. ¡Oh, Lota, cuán oprimido sentía el corazón cuando te hablaba, pues sabía que era la última vez que os veía! La última vez, no, y sin embargo, parto mañana. ¡Ha partido! ¿Qué espíritu os hizo hablar como lo hicisteis? ¡Tenía necesidad de decir todo lo que sentía; yo no pensaba más que en mi vida aquí abajo y en la mano que yo besaba por última vez, en la habitación a la que no volveré más, en el buen padre, que por última vez me acompañó!
Estoy solo ahora, y puedo llorar, os dejo felices y no salgo de vuestros corazones. ¡Y yo os volveré a ver; pero será como nunca, puesto que no será mañana!
Decid a mis queridos pequeños que he partido. No puedo continuar.


Se trata de un amor “imposible” Una relación muy parecida es representada por este autor en su obra Las desventuras del joven Werther.


De Werther a Carlota
Lunes, mañana del 21 de diciembre

Lota, he resuelto morir y te escribo sin exaltación romántica.
Cuando leas estas líneas, la tumba fría cubrirá los rígidos despojos del desgraciado, del atormentado que no tuvo placer más dulce, en los últimos instantes de su vida, que el de pensar en ti. He pasado una noche terrible y benéfica, porque ha fijado y afirmado definitivamente mi resolución. ¡Quiero morir!
¡Con qué delirante sacudida, en todos mis sentidos, me separé ayer de ti! ¡Y cuánto el pensar en mi destino, sin esperanza y sin alegría, privado de ti, me hacía palpitar el corazón!
Apenas pude llegar a mi cuarto, cuando caí de rodillas y, ¡oh, Dios!, tú me otorgaste el último consuelo; desahogar la amargura de mis lágrimas.
Mil propósitos, mil proyectos se combatían en mi alma, y de súbito surgió uno firme, inquebrantable: ¡quiero morir!
Me acosté en mi lecho, y al día siguiente, al despertar, el mismo pensamiento continuaba grabado en mi corazón: ¡quiero morir!
No es desesperación, es un convencimiento que llevo en mí; debo sacrificarme por ti.
Sí, Lota; ¿por qué ocultártelo” Preciso es que uno de nosotros tres desaparezca, y seré yo.
¡Oh, amada mía! Este corazón desgarrado me insinuó varias veces una idea: matar a tu esposo…, a ti…, a mí… ¡Pero…sea yo solo!
Cuando al anochecer de un hermoso día de verano subas a la montaña, piensa en mí, que desde el valle tantas veces fui a buscarte, y mira hacia el cementerio, a mi tumba, en la que el viento abatirá la hierba en dilatadas ondulaciones, doradas por los rayos del sol poniente.
Estaba tranquilo al comenzar esta carta; pero ahora me impresionan tan vivamente estas imágenes, que lloro como un niño.

(Werther y Carlota son los personajes de la novela de Goethe: Las desventuras del joven Werther)


De: Amores para armar: colección de cartas de amor. Publicación, Buenos Aires: Libros del Quirquincho, 1991. Viola, Liliana (compilador)

4 comentarios:

Ceo dijo...

Analía, te pido como un favor que borres mi anterior comentario, porque lo veo y me causa incomodidad, es antiestético, atolondrado, lo escribí en un momento de idiotez, que son los que me dominan la mayor parte del día, además me siento un intruso aquí, soy un desubicado.
No te molesto más,... sueño de una noche de verano, alegría del pensamiento líquido que fluye como un manantial de agua fresca.
Chau, Chau.

Alvado Analía dijo...

¡¡Qué loco estás!! Y yo más que te sigo la corriente… Todo sea por la risa de nuestros niños. ESO SÍ,el día que me hagas llorar NO TE HABLO MÁS-

Anónimo dijo...

¡HEE..! ¿ Qué pasó que la reina de corazones (ML) borró de su blog a la diosa de los templates, ¿se habrá mandado una perrada ésta? Necesito esa información tanto como el oxígeno que respiro.

Chusma de San Cristóbal.

Analía dijo...

Hola bonito, hace días que pienso en visitar tu blog para copiar el correo y así contarte, vía e-mail, las cosas que voy haciendo… pero claro, después resuena el eco llamándome a la cordura… ¡pará, loca, pará!!
Igual, mi naturaleza invalida cualquier atisbo de comunicación posible. No tengo demasiadas ganas de tomar contacto con los seres humanos, je. (vos no sos humano)
ML sigue a los blogs activos ¿cómo harías vos para seguir a un poste? Vamos… que no hice nada esta vez. Sólo me mudé de ropa. O de casa. O de cabeza… o yo que se.

Dale chusma, poné en mi contacto tu dire así te aburro con mi nueva template vida.

 
Ir Arriba